Agosto 2004

 

 

Algas Atlánticas (Cantábrico)

 

LAMINARIAS

 

 

 

    Comenzamos con  lo que será una colección de fichas de las principales algas que pueblan el Cantábrico, tema poco tratado por las publicaciones del sector, que se inclinan más por el conocimiento de las algas mediterráneas, al ser este uno de los mares más frecuentados por el buceador español.

      El Cantábrico, (al contrario que el Mediterráneo) es un Mar que no permite planificaciones, los cambios son frecuentes,  restándole visibilidad, pero cuando se deja ver, compensa los días de "ayuno sub", la flora y fauna del norte son excepcionales; las grandes laminarias forman verdaderos bosques, bucear abriéndose camino entre ellas es una experiencia única.

    En esta primera entrega de fichas, introducimos una breve descripción del mundo de las algas para su mejor conocimiento y clasificación.

 

ALGAS:

    Pertenecientes al reino de las Protoctistas, (recordemos que actualmente los científicos han decidido clasificar en cinco reinos a todos los seres vivos,  tres de ellos pertenecen a organismos vegetales) que comprende el grupo de las algas, con unas 40.000 especies. De ellas el planeta obtiene el 72% del oxígeno.

    El grupo de las algas, con células de pared celular y cloroplastos con clorofila para realizar la fotosíntesis, tienen un tipo de nutrición  autótrofa. Este grupo comprende organismos unicelulares y otros multicelulares que poseen un cuerpo de organización talofítica. En algún estado de su desarrollo presentan células con flagelos.

    Los pigmentos que dan color a las plantas marinas han sido denominados asimiladores, debido a que permiten al vegetal fijar las radiaciones del Sol para transformar la materia inorgánica en orgánica durante la fotosíntesis. Estos pigmentos, que tienen diferentes colores, son: la clorofila, la xantofila, la ficofeína, la ficoeritrina y la ficocianina.

     El esquema muestra la división de las más importantes y con  mayor interés

ALGAS

DIVISIÓN

  De color verde. Con clorofila   Clorofilas
  De color parduzco. Con clorofila y fucoxantina   Feofitas
  De color rojizo. Con clorofila y ficoeritrina   Rodófitas
  De color azul   Cianofíceas

    Clorófitas: (Algas verdes). Predominan en ellas las que viven en agua dulce, pero también las   hay marinas, y otras que habitan en sitios húmedos; muy pocas son parásitos de otros vegetales, y abundan en cambio las que entran en la constitución de líquenes en simbiosis con hongos. Su característica principal es la clorofila, que existe en ellas sin asociarse a ninguna otra materia colorante. La clorofila se presenta en cloroplastos. La reproducción es muy variable, pero puede decirse que es siempre sexual.

    Este tipo de alga no tiene aprovechamiento, ya sea para consumo directo como para extraer principios activos con los que elaborar productos artificiales. Sin embargo, las clorofilas son muy apreciadas por los acuariófilos.

     Feófitas: (Algas pardas). Son, en su mayor parte, algas marinas caracterizadas por su color pardo. Las algas pardas o feofíceas presentan como pigmentos, además de la clorofila, la ficofeína, de color pardo, y la xantofila, amarilla, lo que les da las más variadas tonalidades, comprendidas entre el color amarillo y el castaño oscuro, sin faltar las verde-amarillentas; como en el caso de las laminarias, que presentan color verde olivo; sus membranas  tienen cierta tendencia a jaleificarse. Son de gran importancia por su número y aún algunas por sus aplicaciones industriales.

     Rodófitas: (Algas rojas). Son casi por completo marinas y pueden considerarse  por sus  bellos colores y formas delicadas, como las más hermosas plantas del mar. Las caracteriza su coloración, que varía del rojo al purpúreo o casi negruzco, originada por un pigmento unido a la clorofila, la ficoeritrina, que se utiliza como tinte y se extrae de ellas; además otras tienen también ficocianina, lo que hace variar su color.

    Las algas marinas son un recurso alimentario de importancia económica, sobre todo en Japón, donde se llama nori. Éste se obtiene de un alga roja cultivada en los tamices de bambú sumergidos en los estuarios. El agar, que también procede de un alga roja, se consume en Asia como un manjar y se usa como medio de cultivo para los microorganismos en el laboratorio. La especie más común cultivada como alimento en Japón es Porphyra tenera. Sin embargo, las algas rojas no tienen otro valor nutritivo para los seres humanos que su reducido contenido en proteínas, vitaminas y minerales (en especial yodo).

    En tiempos antiguos también se sacaba de Fucus vesiculosus el “etíope vegetal”, especie de carbón que se utilizaba para los fuegos en el este de África

    Cianofíceas: Las algas azules, además de la clorofila, llevan una gran cantidad de ficocianina, que les confiere su típico color azul.

 

 

Laminaria

 

Descripción:

   Familia y orden de Algas Pardas (feofitas)

<